La gesta internacionalista y solidaria de Cuba en Siria

Damasco 27 may (SANA)    La amistad profunda, la solidaridad incondicional y las posturas comunes invariables marcan 58 años de relaciones entre Siria y Cuba, iniciadas el 11 de agosto de 1965.

La cooperación entre Damasco y La Habana durante casi seis décadas de vínculos rebasan las distancias geográficas, y a pesar de estar sometidas ambas naciones a bloqueos asfixiantes, son múltiples las muestras de solidaridad basadas en los principios de humanismo e internacionalismo.

Los líderes históricos Fidel Castro y Hafez Al-Assad asentaron las bases de estos vínculos, los cuales fueron fomentados y fortalecidos por los actuales presidentes Miguel Díaz-Canel y Bashar Al-Assad.

TANQUISTAS CUBANOS EN PRIMERA LÍNEA DE DEFENSA

La nación caribeña es uno de los países más ricos del mundo en dignidad y generosidad, cualidades siempre demostradas en los momentos difíciles para ayudar a las naciones menos favorecidas.

En Siria, los cubanos cumplieron las palabras de Fidel cuando dijo en uno de sus discursos: “ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo”.

El pueblo sirio no olvida que en sus tierras estuvo una brigada de militares cubanos en misión internacionalista desde octubre de 1973 hasta febrero de 1975 para apoyar al ejército sirio a preservar la integridad del territorio y la independencia frente a la invasión del ejército israelí.

Durante este mismo periodo, un contingente médico cubano integrado por especialistas de Ortopedia y Rehabilitación trabajaron arduamente en Damasco, en la atención a los heridos de la guerra de liberación de octubre de 1973.

En mayo de 2001, Fidel visitó el área de Kisweh, a unos 30 kilómetros al sur de la capital, donde se encuentra la Primera División Blindada del Ejército Sirio, lugar donde estuvo el puesto de mando del regimiento militar cubano que cumplió misión internacionalista respondiendo a un pedido del presidente Hafez Al-Assad.

El jefe de la misión en ese entonces fue el primer comandante César Lara Roselló, y el jefe de la brigada comandante Néstor López Cuba, quienes tenían bajo su mando a 752 hombres.

Los militares sirios recibieron al Comandante en Jefe con la consigna «¡Con mi sangre y mi espíritu te defiendo, Fidel Castro!», en una muestra de gratitud y aprecio.

En declaraciones a Prensa Latina, el mayor general Jaber Ali, comandante de la primera división, expresó que era un gran honor para él que su unidad haya acogido a soldados cubanos, quienes lucharon en la misma trinchera junto a los soldados sirios para derrotar al enemigo común.

“Los integrantes del contingente cubano actuaron con heroísmo, dejando una huella imborrable en el pueblo sirio”, indicó.

Por su parte el embajador de Cuba en Siria, Luis Mariano Fernández, manifestó que ambas naciones están hermanadas por la indestructible amistad forjada a través de 58 años de sólidas relaciones, en las que cuentan hechos importantes como la hazaña de los internacionalistas cubanos en Siria.

En el Cementerio de los Mártires en Nahja, al sur de Damasco, reposan los restos mortales del combatiente cubano Eugenio Calvo Pérez, fallecido en Siria durante el desempeño de su misión internacionalista el 14 de mayo de 1974.

Sobre su tumba, cubanos y sirios colocaron una ofrenda floral en homenaje y reconocimiento a sus sacrificios.

GRATITUD POR VACUNAS CUBANAS

Entre 2016 y 2019, Siria recibió toneladas de medicamentos cubanos contra el cáncer y vacunas contra la difteria, el tétano, la influenza y la hepatitis B, en momentos en que los países occidentales imponían un férreo bloqueo que impedía la llegada de suministros médicos al país del Levante.

Otra muestra de cooperación y solidaridad fue el envío, por parte de La Habana, de una donación de 240 mil dosis de las vacunas Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus, tres fármacos de producción cubana contra la Covid-19.

Funcionarios, especialistas de salud y ciudadanos sirios manifestaron su gratitud a Cuba y destacaron la eficacia de sus vacunas, donadas a esta nación que enfrenta una guerra desde 2011.

El director del hospital de campaña establecido en la ciudad deportiva Al-Faiha en Damasco, Yasser Al-Zahra, declaró a Prensa Latina que su centro inmunizó a muchos ciudadanos con estas vacunas, las cuales además de su eficacia, tienen menos síntomas adversos en comparación con las demás fórmulas.

A su vez, la doctora Aya Al-Laimouni, integrante del personal médico responsable de la tarea de inmunización, avaló que las vacunas cubanas son eficientes y no se registraron síntomas graves entre los beneficiados.

Estas vacunas llegan como una contribución solidaria de Cuba, a pesar de las dificultades agudizadas por el bloqueo de Estados Unidos a lo largo de más de seis décadas.

OTRAS MUESTRAS DE RESPALDO

Las universidades cubanas han graduado cientos de profesionales sirios en las especialidades de medicina, ingeniería civil, arquitectura, informática y filología, entre otras. En la actualidad, estos graduados aportan sus conocimientos al desarrollo, la preparación de nuevos profesionales y la resistencia en su nación.

El apoyo, el agradecimiento y la solidaridad con la isla caribeña, así como la condena al injusto bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos, marcaron el primer Encuentro de Sirios Graduados en Cuba, celebrado recientemente en esta capital.

Profesionales formados de diferentes especialidades en las universidades cubanas y procedentes de las distintas gobernaciones, anunciaron en su cita acogida por la embajada de Cuba aquí, la constitución de la Asociación de Sirios Graduados en la mayor de las Antillas.

Las intervenciones durante la reunión resaltaron el agradecimiento a Cuba por haber formado a decenas de jóvenes sirios que hoy en día sirven a su sociedad y su país mediante los conocimientos, las ciencias y los valores que obtuvieron durante su formación en la mayor de las Antillas.

En declaraciones a Prensa Latina, el jefe del Departamento de Ortopedia del hospital docente de Tishreen en Latakia, Ezzat Mohammed, afirmó que además de la excelente formación académica, recibieron innumerables muestras de amor, cariño y apoyo por parte del pueblo cubano «que comparte lo que tiene y no lo que le sobra».

“Expresamos nuestra más enérgica condena al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto injustamente a Cuba desde hace más de 60 años, que priva al pueblo cubano de los recursos para su bienestar y desarrollo”, sostuvo la entidad en la primera declaración emitida tras su creación.

Denunció que este asedio de Washington constituye una política unilateral y genocida, violatoria del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas y es rechazado por la comunidad internacional en sistemáticas resoluciones de condena en la Asamblea General de la ONU.

Por otro lado, rechazó la ilegal y unilateral decisión del Departamento de Estado, de incluir a Cuba en la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo.

“A diferencia de Estados Unidos, que exporta armas y provoca guerras en el mundo, Cuba envía médicos que salvan vidas y forma profesionales que contribuyen al desarrollo de sus países”, aclaró el comunicado.

Fuente: Prensa Latina 

Check Also

Reportan robo estadounidense de nuevo lote de petróleo sirio

Reportan robo estadounidense de nuevo lote de petróleo sirio

Hasakeh, 2 oct (SANA)  Las fuerzas de ocupación estadounidenses en el norte de Siria robaron …