Cuatro de julio en EEUU: Biden de mal en peor

Más polarización, conflictos y violencia armada atentan contra el presidente Joe Biden, quien con apenas un 39 por ciento de aprobación llega hoy a las celebraciones del Día de la Independencia en Estados Unidos.

Damasco, 4 jul (SANA) Más polarización, conflictos y violencia armada atentan contra el presidente Joe Biden, quien con apenas un 39 por ciento de aprobación llega hoy a las celebraciones del Día de la Independencia en Estados Unidos.

El pasado año, el 4 de julio, la Covid-19 parecía en retirada y el mandatario se anticipó a anunciar que el país lograba “la independencia del virus”.

En aquel momento aún quedaban restos de la luna de miel de Biden tras su entrada a la Casa Blanca. Le acompañaban todavía buenos resultados en la aprobación de los votantes, parecía que la economía nacional se recuperaría y la inflación, al parecer, tenía una tendencia al control.

Sin embargo, hubo un resurgir la Covid-19 debido a la propagación de las variantes Delta y Ómicron del coronavirus SARS-CoV-2 y lejos de disminuir, aumentaron los contagios y no frenaron las muertes.

De unos 600 mil fallecidos acumulados por causas asociadas a la enfermedad el 4 de julio de 2021, la cifra se elevó a más de un millón 12 meses después.

Según destacan medios locales, a la nueva ola de la pandemia le sucedió, a finales de agosto, el caótico repliegue de las tropas estadounidenses de Afganistán, donde los talibanes retomaron las riendas del gobierno.

Y sencillamente, Estados Unidos dejó el mismo país en crisis e ingobernable de 2001, cuando invadió la nación centroasiática para eliminar al movimiento talibán en nombre de la guerra global contra el terrorismo.

Se unieron también a este escenario el conflicto entre Rusia y Ucrania, que luego del inicio de la operación militar especial de Moscú en febrero de 2022 provocó un alza mundial en los precios del gas.

La administración Biden repartió sanciones contra Rusia, pero la nación euroasiática ha logrado capear el temporal, mientras Estados Unidos –quizás ahí está uno de sus errores de cálculo- vio cómo debido a la trama creada se exacerbaba en lo interno la inflación que alcanzó los peores números en 40 años.

El golpe más reciente llegó cuando el 24 de junio la Corte Suprema de Justicia anuló el derecho constitucional al aborto y días después restringió la capacidad de la Agencia de Protección Ambiental para regular las emisiones de gases de efecto invernadero, que provoca el cambio climático.

De acuerdo con observadores citados por la prensa, los electores están descontentos y ello podría reflejarse en las urnas durante las elecciones de mitad de mandato previstas para el próximo 8 de noviembre.

Con ese 39 por ciento, Biden posee el índice de aprobación más bajo desde que asumió el cargo el 20 de enero de 2021, de acuerdo con una reciente encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

Una fuerte caída si se compara con casi el 59 por ciento de respaldo que tenía el ocupante del Despacho Oval un año atrás.

Ahora incluso apenas el 14 por ciento de los estadounidenses cree que el país va en la dirección correcta.

Otro sondeo, en este caso realizado por el Centro de Estudios Políticos de la Universidad de Harvard y por The Harris Poll, arrojó que aquí al menos siete de cada 10 ciudadanos no quieren que Biden aspire a la reelección en 2024.

El rechazo se extiende además a su antecesor en el puesto, Donald Trump, de quien un 61 por ciento de los entrevistados dijo no quererlo de nuevo en la Casa Blanca.

Biden le ganó a Trump en noviembre de 2020 con 306 votos electorales, frente a los 232 que obtuvo su oponente.

El republicano puso en entredicho la democracia en Estados Unidos al insistir, sin pruebas, en la teoría del fraude electoral, y su postura de desconocimiento fue tal que no participó en la ceremonia de investidura de su sucesor demócrata, algo que califica en un hecho sin precedentes en la historia nacional.

La gota que colmó la copa la puso el ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021, una insurrección alentada por el propio exgobernante.

Sus seguidores arremetieron con violencia en la sede del Congreso en esta capital para frenar la certificación de la victoria de Biden.

A estos tiempos de polarización le seguiría un periodo de reconciliación, apuntó un comentario en el diario The Hill.

El discurso y el debate político podrían convertirse en algo no violento, tan natural como los desfiles y las fiestas que llenaron las calles de Filadelfia la semana del 4 de julio de 1776, cuando los ciudadanos leyeron la Declaración de Independencia en voz alta y los fuegos artificiales iluminaron el cielo, indicó el periódico.

Fuente: Prensa Latina

Check Also

Bombardeo turco contra provincia siria de Hasakeh ocasiona la muerte de un civil desplazado

Los ataques discriminados de las fuerzas de ocupación turcas y los grupos terroristas que apoyan …